Caldo de verduras zero waste

Hoy descubrirás como preparar un rico caldo de verduras usando solamente desperdicios que normalmente tirarías a la basura. Es sabroso, saludable y prácticamente gratis.

caldo de verduras casero

Hoy en nuestro pequeño rincón de cocina aprenderás a preparar caldo de verduras usando ingredientes que normalmente tirarías a la basura. Después de aprender este truco no volverás a tirar nunca los restos de vegetales a la basura.

La cocina vegana y sin gluten usa muchas verduras para sus recetas, por lo que es normal que termines tirando las puntas de zanahorias, calabacines, las raíces y la parte verde del puerro, las pieles de los ajos y las cebollas y un sin fin más. Aunque a primera vista no lo parezca, al cabo de una o dos semanas, la cantidad de vegetales que se tira no es para nada desdeñable. Es por eso que nosotros te proponemos que empieces a guardar todos estos restos para preparar un rico caldo.

Como en casa solo somos dos, pese a generar residuos vegetales, generalmente tardamos entre una y dos semanas a acumular cantidad suficiente. Por eso decidimos poner un recipiente en el congelador e ir guardando esos restos allí para que se mantengan en buen estado. Una vez llenamos ese recipiente preparamos este caldo y lo usamos para cocinar, ya sea sopas, arroces o salsas que puedan usar un caldo vegetal como ingrediente.

Pero aún hay más. De todos los restos que uses, muchos se pueden rescatar una vez hervidos para usarlos como parte de un relleno, para poner en la sopa o para añadirle un extra a una crema de verduras. Puedes incluso preparar recetas como esta sopa de Wan Tun casera.

Sigue leyendo y adéntrate en este increíble receta que cambiará para siempre la forma en la que gestionas tus residuos vegetales.

Receta de caldo de verduras

CategoríaDificultadPrincipiante

Un delicioso caldo de verduras en el que usaremos principalmente restos de verdura que normalmente iría a la basura. Este caldo es rico en micronutrientes, muy versátil y se prepara de forma súper fácil.

Productos3 Personas
Tiempo de preparación2 minsTiempo de cocción35 minsTiempo Total37 mins

Ingredientes
 2 tazas restos de verdura
 1 pellizco ajo en polvo
 1 pellizco pimienta negra
 1 cucharilla sal
 ½ cucharilla pasta de miso (opcional)

Preparación
1

En primer lugar enjuagaremos bien todos los restos de verduras, en caso de tenerlos congelados y no haberlos sacado con tiempo, podemos usar agua caliente para acelerar el proceso de descongelación.

2

A continuación ponemos todos los restos en una olla con un chorrito de aceite y calentamos a fuego fuerte. Una vez empiece a cocinarse, echaremos la pimienta y el ajo y removeremos bien hasta que la verdura se dore ligeramente.

3

Una vez la verdura esté bien rehogada, echaremos poco a poco agua hasta cubrir y bajaremos el fuego para que hierva de forma suave. Es importante en este punto poner la tapa a la olla.

4

Tras 30-40 minutos de cocción, todo lo que hayamos echado debería estar bien blando. En este punto añadimos la sal poco a poco hasta conseguir el punto deseado.

5

Finalmente colamos el líquido para guardarlo en un recipiente con cierre hermético. De los restos de verduras, hay muchas cosas que se pueden aprovechar, por ejemplo trozos de zanahoria, apio, puerro o calabacín. Nosotros siempre separamos estas partes y los guardamos en otro táper para usarlo posteriormente.

Ingredientes

Ingredientes
 2 tazas restos de verdura
 1 pellizco ajo en polvo
 1 pellizco pimienta negra
 1 cucharilla sal
 ½ cucharilla pasta de miso (opcional)

Instrucciones

Preparación
1

En primer lugar enjuagaremos bien todos los restos de verduras, en caso de tenerlos congelados y no haberlos sacado con tiempo, podemos usar agua caliente para acelerar el proceso de descongelación.

2

A continuación ponemos todos los restos en una olla con un chorrito de aceite y calentamos a fuego fuerte. Una vez empiece a cocinarse, echaremos la pimienta y el ajo y removeremos bien hasta que la verdura se dore ligeramente.

3

Una vez la verdura esté bien rehogada, echaremos poco a poco agua hasta cubrir y bajaremos el fuego para que hierva de forma suave. Es importante en este punto poner la tapa a la olla.

4

Tras 30-40 minutos de cocción, todo lo que hayamos echado debería estar bien blando. En este punto añadimos la sal poco a poco hasta conseguir el punto deseado.

5

Finalmente colamos el líquido para guardarlo en un recipiente con cierre hermético. De los restos de verduras, hay muchas cosas que se pueden aprovechar, por ejemplo trozos de zanahoria, apio, puerro o calabacín. Nosotros siempre separamos estas partes y los guardamos en otro táper para usarlo posteriormente.

Caldo de verduras

Consejos para preparar caldo de verduras

  • Puedes usar esta misma técnica con patatas cortadas por la mitad o con broccoli.
  • Guarda la coliflor asada en la nevera por aproximadamente 2 días.

Información sobre el gluten

No usamos ningún ingrediente que contenga gluten, por lo que si padeces intolerancia o celiaquía, esta receta te va a funcionar sin ningún tipo de problema.

Pulsa aquí para más información sobre el gluten

¡Guarda la receta en Pinterest! 👇👇

Información nutricional

Tamaño de la ración 400g

Raciones 3


Cantidad por porción
Calorías 13
% Valor Diario *
Grasas Totales 0.2g1%
Carbohidratos Totales 2.8g1%
Proteínas 0.6g2%

* Percent Daily Values are based on a 2,000 calorie diet. Your daily value may be higher or lower depending on your calorie needs.

Preguntas y respuestas sobre el caldo de verduras

¿Cuánto dura el caldo de verduras casero?

En la nevera un caldo de verduras casero puede llegar a aguantar hasta 4 días en buen estado. Ahora bien, es importante calentar solo la parte que vayamos a usar, ya que si lo calentamos y enfriamos varias veces puede perder propiedades o incluso estropearse antes de tiempo.

Si quieres aumentar el tiempo que puedes almacenar tu caldo lo puedes congelar sin problemas en un recipiente con cierre hermético. Usando esta técnica, la vida útil de tu caldo se puede extender hasta 2 meses.

¿Qué tan bueno es comer caldo de verduras?

El caldo vegetal es un alimento muy interesante. Es ligero y fácil de absorber, a su vez contiene muy pocas calorías, pero la parte buena la encontramos en su perfil micronutricional. Los nutrientes presentes en un caldo de verduras variarán dependiendo de los vegetales usados para elaborarlo, pero por norma general contienen vitaminas del grupo B, zinc, magnesio y antioxidantes.

Si el caldo de verduras es casero es un alimento increíblemente saludable y recomendable para prácticamente todo el mundo. Ahora bien, si compras un caldo ya preparado, lee bien la etiqueta de ingredientes y asegúrate de que solo contenga verduras aceite y sal. Un caldo no debería llevar conservantes, colorantes ni ningún otro tipo de sustancia artificial, por lo que nuestra recomendación es que te alejes de este tipo de productos.

¿Qué pasa si como caldo de verduras a diario?

Tal y cómo comentamos en la pregunta anterior, el caldo de verduras casero es un alimento muy saludable y muy poco calórico. Esto significa que si lo tomas a diario aportarás a tu organismo un montón de nutrientes beneficiosos para tu cuerpo. Es por ello que consumir caldo a diario puede proporcionarte beneficios para la salud tanto a corto como a largo plazo.

Otro beneficio muy interesante es que los caldos están formados principalmente por agua, por lo que el consumo habitual de este alimento te ayudará a mantener una correcta hidratación en el cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *