Garbanzos al curry con limón

El curry es un plato originario de la India, aunque forma parte de la gastronomía tradicional de muchos países del sureste asiático. Descubre todo el sabor de estos garbanzos al curry veganos.

El curry contiene muchos aromas y sabores gracias a las mezclas de distintas especias y hierbas que se emplean en su preparación. Las más empleadas son la cúrcuma, el cilantro, las semillas de cardamomo, el jengibre, la canela, el clavo o el comino entre otros. Estas mezclas varían según la región en la que se prepare el curry, y también lo harán los ingredientes que se empleen para la elaboración de la receta.

En esta ocasión adaptaremos a nuestra manera una receta de curry de garbanzos, esta es una receta fácil y muy sencilla, que en general se come mejor a temperatura ambiente, pero que también podemos comer caliente.

Al usar garbanzos como ingrediente principal conseguiremos un plato con un aporte proteico significativo. Las especias que empleamos, también poseen efectos beneficiosos ya que tienen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

Este plato normalmente se acompaña o bien con arroz, o bien con algún tipo de pan plano, pero también podemos disfrutar de este delicioso curry al limón como plato único.

Receta de curry de garbanzos

CategoríaDificultadPrincipiante

Esta es una receta muy sabrosa inspirada en los sabores de la India. Se prepara de forma fácil en poco rato y se puede disfrutar durante todo el año. Y por si fuera poco, está cargada de proteína gracias a los aminoácidos presentes en los garbanzos.

Productos2 Personas
Tiempo de preparación10 minsTiempo de cocción20 minsTiempo Total30 mins

Ingredientes
 400 grs Garbanzos cocidos
 100 ml Yogur de soja o leche de coco
 ½ Limón
 1 Cebolla
 1 Tomate
 ¼ cucharilla Ajo en polvo
 ½ cucharilla Curry en polvo
 ½ cucharilla Cúrcuma en polvo
 ¼ cucharilla Comino en polvo
 ¼ cucharilla Cilantro seco
 ½ cucharilla Sal

Preparación
1

Corta la cebolla y cocínala a la sartén a fuego medio/alto con un chorrito de aceite. Si ves que el aceite se absorbe demasiado, puedes ir añadiendo un poco de agua para que la cebolla la absorba y se ablande antes.

2

Cuando la cebolla esté prácticamente hecha agrega el tomate cortado a dados y los garbanzos. No es necesario que enjuagues los garbanzos, ya que el propio líquido de su cocción ayudará a crear la salsa.

3

Reduce la potencia del fuego y agrega la sal y todas las especias excepto el cilantro. Recuerda ir removiendo de vez en cuando para evitar que los garbanzos se peguen al fondo de la sartén.

4

Ralla la cascara del limón y añádela a los garbanzos. Si quieres que el limón se aprecie todavía más, puedes exprimir un poco y añadirlo también.

5

Una vez todo haya reducido durante unos 10 minutos, es el momento de agregar el yogur o la leche de coco para dar cremosidad a nuestro plato. Removemos hasta conseguir una mezcla homogénea y dejamos reposar un par de minutos.

6

Ahora solo nos queda servirlo o guardarlo en un tupper y dejar que se enfríe a temperatura ambiente

7

Recuerda decorar con el cilantro seco cuando lo emplates.

Ingredientes

Ingredientes
 400 grs Garbanzos cocidos
 100 ml Yogur de soja o leche de coco
 ½ Limón
 1 Cebolla
 1 Tomate
 ¼ cucharilla Ajo en polvo
 ½ cucharilla Curry en polvo
 ½ cucharilla Cúrcuma en polvo
 ¼ cucharilla Comino en polvo
 ¼ cucharilla Cilantro seco
 ½ cucharilla Sal

Instrucciones

Preparación
1

Corta la cebolla y cocínala a la sartén a fuego medio/alto con un chorrito de aceite. Si ves que el aceite se absorbe demasiado, puedes ir añadiendo un poco de agua para que la cebolla la absorba y se ablande antes.

2

Cuando la cebolla esté prácticamente hecha agrega el tomate cortado a dados y los garbanzos. No es necesario que enjuagues los garbanzos, ya que el propio líquido de su cocción ayudará a crear la salsa.

3

Reduce la potencia del fuego y agrega la sal y todas las especias excepto el cilantro. Recuerda ir removiendo de vez en cuando para evitar que los garbanzos se peguen al fondo de la sartén.

4

Ralla la cascara del limón y añádela a los garbanzos. Si quieres que el limón se aprecie todavía más, puedes exprimir un poco y añadirlo también.

5

Una vez todo haya reducido durante unos 10 minutos, es el momento de agregar el yogur o la leche de coco para dar cremosidad a nuestro plato. Removemos hasta conseguir una mezcla homogénea y dejamos reposar un par de minutos.

6

Ahora solo nos queda servirlo o guardarlo en un tupper y dejar que se enfríe a temperatura ambiente

7

Recuerda decorar con el cilantro seco cuando lo emplates.

Garbanzos al curry con limón

Consejos para preparar curry de garbanzos

  • Este plato se come frío, aunque si te gusta caliente también lo puedes probar de esta forma.
  • Puedes acompañarlo con arroz basmati o pan naan.
  • No tengas miedo de experimentar con las especias, puedes probar de añadirle pimentón, canela, clavo, cardamomo o cualquier cosa que se te ocurra y creas que le va a quedar bien.
  • Consérvalo en un recipiente hermético dentro del frigorífico hasta 5 días.

Información sobre el gluten

Este plato no contiene ningún elemento con gluten. Ahora bien, por prudencia, con los alimentos preparados como el yogur, es recomendable revisar siempre la etiqueta para asegurarnos que no hay ninguna sorpresa.

Pulsa aquí para más información sobre el gluten

¡Guarda la receta en Pinterest! 👇👇👇👇

Información nutricional

Tamaño de la ración 350g

Raciones 2


Cantidad por porción
Calorías 353
% Valor Diario *
Grasas Totales 17g27%
Carbohidratos Totales 35g12%
Proteínas 15g30%

* Percent Daily Values are based on a 2,000 calorie diet. Your daily value may be higher or lower depending on your calorie needs.

Preguntas y respuestas sobre el curry con limón y sus ingredientes:

¿Qué beneficios para la salud tiene el curry?

El curry tiene multitud de beneficios para nuestro organismo. Aunque estos dependerán de la mezcla exacta de especias que vayamos a utilizar, se dice comúnmente que ayuda a preservar la salud del sistema digestivo, fortalece el sistema inmunitario, combate el envejecimiento gracias a sus propiedades antioxidantes y reduce el riesgo de padecer cáncer.

A nivel nutricional, el curry es muy rico en vitaminas, siendo las más destacadas la A, B, D, E y K, además de poseer otros nutrientes de origen mineral y poseer ciertas propiedades antibióticas gracias a su contenido en curcumina.

¿Cuántos tipos de curry hay?

Existen multitud de preparaciones de curry, que generalmente varían de una región a otra. Pese a que a veces se hace la distinción según el color (curry rojo, verde y amarillo), nosotros nos vamos a centrar en algunos de los países donde esta mezcla de especias es muy popular en su cocina tradicional:

  • Curry indio
  • Curry tailandés
  • Curry japonés
  • Curry malayo

Además de estos tipos de curry, existen muchos otros, y dentro de estos mismos países existen muchísimas variaciones distintas.

¿Dónde se inventó el curry?

El curry tuvo su origen en el sur de la India, siendo una mezcla de diversas especias que nace en la cocina tradicional de la etnia Tamil que solían añadir la especia que extraían del árbol curry. Los colonos ingleses se enamoraron del sabor de los platos de esa región e intentaron comercializar la mezcla de especias (que inicialmente era una pasta) a otros países y gracias a la Compañía de las Indias, el Curry se extendió rápidamente a otros países como por ejemplo Japón o Malasia.

Cabe decir, que la mezcla que se comercializó era bastante diferente en sabor a los platos originales, y hoy en día se denomina curry cualquier elaboración de este tipo así como a los platos que la utilizan.

¿Qué es el curry y la cúrcuma?

La diferencia entre curry y cúrcuma genera mucha confusión. La diferencia radica en que lo que llamamos curry hoy en día es una mezcla de distintas especias que tiene sus orígenes en la India.

Por el contrario la cúrcuma es una especia aromática que se extrae de la raíz de una planta. La cúrcuma es un colorante natural y cuenta con propiedades muy interesantes debido a las sustancias curcuminoides que posee. Los principales beneficios son la protección del hígado, el efecto antioxidante y el efecto antiinflamatorio.

¿Cuál es el curry más picante?

Muchos países del sureste asiático tienen el picante arraigado en su cultura culinaria, pero si tuviésemos que decantarnos por uno en concreto, posiblemente mencionaríamos el curry tailandés.

En Tailandia es donde encontramos los famosos curry verde, amarillo y rojo (ordenados de menos a más picante), pero contestando a la pregunta de qué curry es el que más pica, te podemos decir que si pides la versión Phet Mach Mach de un curry rojo, probablemente veas las estrellas. Este plato solo es apto para paladares muy habituados al picante, de lo contrario es muy probable que pases un mal rato, así que cuidado si es la primera vez que pruebas este delicioso manjar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *