Puré de calabaza y patata

La receta que hoy queremos compartir contigo no solo será un deleite para tu paladar, sino también una excelente forma de cuidarse. Aprende a preparar este increíble puré de calabaza que será un festín de sabores, texturas y nutrientes.

Plato hondo con puré de calabaza

La calabaza es un ingrediente magnífico, con un sabor suave y dulzón y su color vibrante, es sin duda la estrella de esta receta que podrás disfrutar en cualquier momento del año.

Esta crema es totalmente vegana y libre de gluten, así que es una excelente opción para quienes siguen dietas plant-based y también para personas con intolerancia al gluten. Pero no te preocupes, esto no significa que sacrifiquemos el sabor. Combinaremos cuidadosamente la calabaza con otros ingredientes que realzarán su sabor y aportarán textura a la crema, consiguiendo como resultado final una textura suave y sedosa.

Por si fuera poco, esta receta está cargada de nutrientes esenciales para nuestro organismo como bien pueden ser vitaminas y minerales, así como un gran aporte de fibra y antioxidantes. Un plato con pocas calorías, pero muchos beneficios, y es que también beneficiará tu sistema inmunológico y tu piel. Acompáñalo con estos wraps de lechuga para completar tu comida o cena veraniega.

¿A qué esperas para preparar este delicioso plato? Descubre cómo en nuestro paso a paso y sorprende a tus amigos y familiares con esta crema que no te puedes perder.

Receta de puré de calabaza

CategoríaDificultadPrincipiante

Una receta de puré de calabaza simple pero muy resultona, tanto para días de otoño o invierno, como para disfrutarla fría en verano. Esta crema de calabaza es un entrante ligero pero nutritivo, ideal para cualquiera que quiera cuidarse sin renunciar a disfrutar.

Productos3 Personas
Tiempo de preparación10 minsTiempo de cocción40 minsTiempo Total50 mins

Ingredientes puré
 ½ calabaza butternut (alargada)
 2 patatas medianas
 1 puerro mediano
 1 cucharilla sal
 1 taza bebida vegetal de avena (opcional)
Ingredientes decoración
 1 taza espinacas
 1 cuchara pipas de girasol
 1 pellizco perejil
 1 pellizco pimienta negra

Preparación
1

En primer lugar pelamos y cortamos la calabaza y las patatas y las ponemos en una olla junto al puerro. Lo ideal es cortar todo en trozos no muy pequeños.

2

A continuación añadimos una pizca de aceite y ponemos el fuego fuerte para dorar un poco la verdura. Con un par de minutos será suficiente, pero es importante remover cada poco rato en este paso.

3

Ahora añadimos agua hasta que cubra las verduras. Esperamos a que hierva y bajamos el fuego. Tapamos la olla y dejamos cocinar por 35-40 minutos. Antes de retirar, podemos pinchar la calabaza y las patatas con un cuchillo para ver si ya están blandas y así asegurar que se han cocinado completamente.

4

El siguiente paso será vaciar el agua, añadir la sal, y con la ayuda de una batidora de mano triturar toda la mezcla hasta que quede una pasta. Probablemente sea muy densa, con lo que iremos añadiendo bebida de avena poco a poco hasta lograr una textura que nos guste. También podemos guardar el agua de la cocción y usarla en vez de la bebida de avena.

5

Finalmente, servimos en un bol y decoramos con espinacas frescas cortadas muy fino, semillas de girasol, perejil y un poco de pimienta negra recién molida.

Ingredientes

Ingredientes puré
 ½ calabaza butternut (alargada)
 2 patatas medianas
 1 puerro mediano
 1 cucharilla sal
 1 taza bebida vegetal de avena (opcional)
Ingredientes decoración
 1 taza espinacas
 1 cuchara pipas de girasol
 1 pellizco perejil
 1 pellizco pimienta negra

Instrucciones

Preparación
1

En primer lugar pelamos y cortamos la calabaza y las patatas y las ponemos en una olla junto al puerro. Lo ideal es cortar todo en trozos no muy pequeños.

2

A continuación añadimos una pizca de aceite y ponemos el fuego fuerte para dorar un poco la verdura. Con un par de minutos será suficiente, pero es importante remover cada poco rato en este paso.

3

Ahora añadimos agua hasta que cubra las verduras. Esperamos a que hierva y bajamos el fuego. Tapamos la olla y dejamos cocinar por 35-40 minutos. Antes de retirar, podemos pinchar la calabaza y las patatas con un cuchillo para ver si ya están blandas y así asegurar que se han cocinado completamente.

4

El siguiente paso será vaciar el agua, añadir la sal, y con la ayuda de una batidora de mano triturar toda la mezcla hasta que quede una pasta. Probablemente sea muy densa, con lo que iremos añadiendo bebida de avena poco a poco hasta lograr una textura que nos guste. También podemos guardar el agua de la cocción y usarla en vez de la bebida de avena.

5

Finalmente, servimos en un bol y decoramos con espinacas frescas cortadas muy fino, semillas de girasol, perejil y un poco de pimienta negra recién molida.

Puré de calabaza

Consejos para preparar puré de calabaza

  • Si quieres más cremosidad puedes usar leche de coco en vez de bebida de avena.
  • Para convertir este plato en un principal, puedes añadir más frutos secos. Estos aportarán grasas saludables y proteínas, haciendo que el plato sea mucho más saciante.
  • Puedes acompañar esta receta con unos bocados de tofu marinado al estilo oriental.

Información sobre el gluten

Para preparar este plato no se utiliza ningún ingrediente con gluten, por lo que si padeces de intolerancia o celiaquía, esta es una receta totalmente segura para tí.

Pulsa aquí para más información sobre el gluten

¡Guarda la receta en Pinterest! 👇👇

Información nutricional

Tamaño de la ración 300g

Raciones 3


Cantidad por porción
Calorías 157
% Valor Diario *
Grasas Totales 1.5g3%
Carbohidratos Totales 35g12%
Proteínas 3.8g8%

* Percent Daily Values are based on a 2,000 calorie diet. Your daily value may be higher or lower depending on your calorie needs.

Crema de calabaza

Preguntas y respuestas sobre el puré de calabaza

¿Qué beneficios tiene el puré de calabaza?

La calabaza es una hortaliza muy apreciada por su sabor y valor culinario, pero también es una gran fuente de nutrientes. Destacan las vitaminas A, C y E, así como el magnesio, hierro, potasio, cinc y fósforo. La calabaza también es conocida por contener antioxidantes y mucha fibra, convirtiéndola en un alimento muy saludable.

La calabaza, es un alimento poco calórico, pero su densidad nutricional es muy alta, ya que posee muchos nutrientes de calidad. Entre sus principales beneficios, la calabaza ayuda a nuestro sistema inmunológico, evita procesos de oxidación celular y preserva la piel del envejecimiento.

¿Cuántas veces a la semana se puede comer calabaza?

Siempre lo comentamos, pero no hay un numero predeterminado de veces que podamos o no consumir un determinado alimento. Esto variará de una persona a otra en función de sus necesidades y preferencias.

Aún así, es importante tener en cuenta que, pese a que la calabaza en sí, es 100% saludable, el método de cocinado es muy importante para determinar si podemos beneficiarnos de todas sus propiedades, o si por el contrario estamos alterando su estructura o añadiendo compuestos no tan saludables.

Los mejores métodos de cocinado son al horno, hervida, al vapor o usando un air fryer o similar. Es aconsejable evitar frituras ya que la calabaza puede absorber mucho aceite, y este se degrada a altas temperaturas, resultando en compuestos tóxicos y grasas saturadas.

¿Qué enfermedades se combaten con la calabaza?

Se asocia la calabaza con múltiples efectos positivos en nuestro cuerpo, esto se debe a su amplio perfil nutricional, que contiene sustancias que nos ayudarán a prevenir o paliar posibles enfermedades.

Entre estas dolencias donde la calabaza puede sernos de utilidad encontramos:

  • Gripes y catarros
  • Inmunodepresión
  • Hipertensión arterial
  • Angina de pecho
  • Colesterol elevado

¿Cuánto aguanta la crema de calabaza en la nevera?

La recomendación sería consumirla en un plazo máximo de 4 días. Ahora bien, es vital que almacenemos nuestra crema de calabaza en un recipiente con cierre hermético y esperemos a que se enfríe completamente antes de guardarla en la nevera para prevenir posibles contaminaciones.

¿Cuánto tiempo dura el puré de calabaza congelado?

Las cremas y purés se deben consumir dentro de un plazo bastante corto desde su fecha de preparación, pero podemos extender su vida mucho más allá si optamos por congelarlos.

En el congelador, la crema de calabaza puede durar hasta 2 meses. Esto no significa que a los 2 meses la crema se pudra, pero si que empezará a perder propiedades y no podremos disfrutar de todos los beneficios de esta sabrosa receta.

Acuérdate de marcar la fecha de preparación en el recipiente donde almacenes tu puré para tener el control de cuanto tiempo ha pasado cuando lo quieras consumir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *